Saltar al contenido

Milanesa de Pollo

milanesa de pollo

Preparar unas ricas milanesas de pollo bien crujientes sin duda debe estar dentro de tu lista de recetas fáciles que te solucionan el día.

El motivo es muy simple, son muy sencillas de hacer, además tienen el sabor y la textura perfecta para todo tipo de paladar.

Aunque eso no es todo pues la podemos cocinar para cualquier ocasión, incluso una fecha especial y acompañarla con los que deseemos ya que en este sentido es muy versátil y combina muy bien con todo.

La receta de milanesa de pollo no tiene su origen bien definido, sin embargo, muchas literaturas recogen el dato de que su nombre se escuchó por primera vez en la ciudad italiana de Milán.

¿Cómo hacer Milanesas de Pollo crujientes?

Para hacer las milanesas de pollo perfectas basta con tener en cuenta la clave principal de esta preparación y es tan sencilla como un filete de pollo empanizando pasado primero por huevo.

¿Simple verdad? Pero lo que muchos olvidan para lograr el resultado perfecto es tener en cuenta por ejemplo que tipo de filete a usar, si es mejor usar pan rallado o la harina, así como la temperatura adecuada de cocción y otros truquitos extras para agregarle sabor.

Empecemos entonces por la calidad y el corte del filete de pollo para hacer nuestra milanesa, en este sentido, puedes usar cualquier corte siempre y cuando obtengas un filete bien fino, aunque lo más recomendable es utilizar las pechugas.

Lo siguiente es pensar en la mezcla de huevos que para realzar el sabor se le puede agregar un chorrito de cerveza o Coca-Cola, sin embargo, perfectamente puedes no hacerlo.

Por otro lado, tenemos la incertidumbre de si es mejor usar pan o harina para el empanizado perfecto, y la buena noticia es que ambos son aceptables.

Aunque por gustos propios nos inclinamos por la opción del pan rallado ya que le da un acabado más crujiente.

Pero no te sientas mal porque también puedes hacerlo con los dos, ¿a qué nos referimos? pues que la técnica para el empanizado es clave y siempre hay que hacerlo 2 veces para que quede muy bien, por tanto, podemos usar primero harina y luego pan rallado para darle el acabado más crujiente.

Si lo haces tal y como te explicamos más abajo en el paso a paso con seguridad lograrás hacer las mejores milanesas de pollo que hayas probado.

Variantes de la receta de milanesa de pollo

La variante más popular de esta receta es la milanesa de pollo napolitana que muy bien puedes preparar para degustarla con un toque diferente en otra ocasión.

Esta versión consiste en simplemente añadirle salsa de tomate y queso mozzarella u otro por encima cuando ya estén cocidas para luego colocarlas en el horno durante unos minutos hasta que se derrita el queso.

Otras variantes conocidas son la milanesa a la suiza, que esta vez va acompañada de salsa blanca, queso, pimiento morrón e incluso se le puede agregar algo de orégano. No obstante, esta última receta generalmente se prepara con carne de vacuno.

Receta de Milanesa de Pollo

receta milanesa de pollo
Print Recipe Pin Receta
5 from 1 vote
Aprovecha y prepara en casa estás milanesas de pollo, muy fáciles, deliciosas y versátiles que puedes disfrutar en cualquier ocasión. No te pierdas los trucos para que quede perfecta.
Prep Time10 mins
Cook Time10 mins
Total Time20 mins
Course: Plato principal
Cuisine: Italiana
Servings: 4
Calories: 232kcal
Author: Dailis
Método de Cocina
  • sartén

Ingredientes

  • 4 filetes de pollo
  • 2 huevos
  • 2 tazas de pan rallado
  • 1 cucharada de Perejil seco o fresco ya picado
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal y pimienta al gusto

Elaboración paso a paso

  • Salpimienta los filetes de pollo por ambos lados y reserva. También coloca una sartén al fuego con abundante aceite para que se vaya calentando.
  • Mientras tanto, bate los huevos en un recipiente y añádeles si prefieres 1 cucharada de cerveza.
  • En un segundo recipiente vierte el pan rallado, agrégale el perejil y el ajo en polvo. Mezcla hasta que esté todo bien integrado.
  • El siguiente paso es pasar cada una de las pechugas primero por el pan rallado y luego por la mezcla de huevos, después volvemos a pasar por pan rallado. Procura que queden bien untadas en cada paso y escúrrelas muy bien cuando las pases por el huevo batido.
  • Cuando el aceite esté caliente a una temperatura media agregamos las pechugas empanizadas para freírlas durante 3 o 4 minutos hasta que estén doradas por ambos lados. Si no quieres usar aceite puedas cocinarlas en el horno.
  • Cuando estén fritas, colócalas sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y queden aún más crujientes durante más tiempo.
  • Para servirlas puedes acompañarlas de arroz, puré de patatas, patatas fritas o asadas, ensaladas e incluso puedes degustarlas con pan.

Video de Cómo Hacer

Valores Nutricionales

Serving: 100g | Calories: 232kcal
¡Te Recomendamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *